Los Embustes de Pedro Julio Serrano: Top 20 Countdown (Final)

Por: ajuyir.com

En la boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso

Oportunismo, traición y mentira.  Sí, estamos hablando de Pedro Julio Serrano y de su, ejem, contribución a la humanidad.  El post anterior provocó una discusión de lo más interesante.  Si algo logran estos escritos, que sea precisamente eso: que podamos opinar sin temor a represalias o a que salga fulano(a) a darte un tapaboca.  Hay un mundo de diferencia entre no estar de acuerdo y querer silenciar a los demás.  Eso es algo que Pedrito y sus aliados tienen que trabajar.  Cuando pretendemos escoger las voces que a nuestro juicio son dignas de expresarse, hay un problema.

Pedro Julio exige que le apaguen el micrófono a Jorge Raschke, a Wanda Rolón y a otras especies tropicales.  Artistas como Raymond Arrieta, Antonio Sánchez y karma is a bitch Lizmarie Quintana se han encontrado en la incómoda posición de tener que defender la forma en que se ganan la vida.  En el caso de Lizmarie, hace apenas unos meses se negó a firmar la petición de change.org y defendió enérgicamente a Pedro.  Como muestra de agradecimiento y solidaridad, Pedro Julio le hace la guerra, no solo a ella, sino a todos los que viven de la expresión.  Pedro aún no entiende que La Comay salió de la televisión como resultado de una tormenta perfecta de circunstancias.  La salida de Kobbo de la televisión dejó muchas lecciones.  En términos económicos, fue un desastre.  WAPA TV perdió muchísimo dinero.  Las cosas en la industria del entretenimiento no están como para que cada cierto tiempo venga Pedro Julio a jamaquear el árbol.  Not gonna happen. Y si usted es de los que piensa que el Boicot a La Comay fue concebido por Pedro, se equivoca.  Fiel a su naturaleza, Pedro Julio llegó tarde a pedir indulgencias con escapulario ajeno.  El boicot fue concebido por dos jóvenes publicistas que conocían bien el medio.  Ellos dividieron los anunciantes en “tiers” y gestaron la ofensiva de forma escalonada.  Los anunciantes huyeron como el diablo a la cruz y el resto ya lo sabemos.

Como verán en el infame #2, Pedrito tiene propensión a repartir codazos cuando  trata de estirar los límites de la verdad.  Es imposible olvidar el caso de Jorge Steven Toledo.  La muerte de Jorge Steven combinó elementos de rechazo familiar, homelessness y homofobia.  En el proceso de buscar el spot mediático, Pedro Julio desplazó a Tomás Bryan Picó y a Christopher Pagán.  De hecho, Christopher fue amenazado con que sería arrestado si se atrevía a asistir a las actividades en memoria del joven.  En la versión oficial de los hechos, la misma familia que tiró a Jorge Steven a la calle fue rehabilitada por la prensa (de la mano de Pedro Julio, por supuesto).  Los padres de Jorge Steven incluso recibieron $3,000.

Al fin y al cabo, la ofensiva contra los artistas locales fue un fiasco de tal grado, que hasta la suegra de Berenjeno (presidenta de facto del clan pedrojulista) le salió al paso.  Nadie, excepto uno que otro tuitero en la nómina de Yuyín o del Procerito, le hizo caso.  Más allá de las revuleras de siempre, nadie le prestó atención a ese berrinche tan errático y tan a destiempo.  Parece que ese día nuestro homenajeado se despertó con ganas de salir en la prensa.  Decidió tirar ese comunicado que lo único que logró fue obtener el enérgico rechazo de la clase artística y traerle más dolores de cabeza a su jefa política.  El backlash fue tan masivo que Pedro Julio terminó pidiendo disculpas (o algo parecido).  Es la primera y única disculpa que he visto.

No es la primera vez que Pedro ha intentado callar bocas a su antojo.  Ese es el tema predominante en esta última parte de la recapitulación de sus embustes.  El caso de los personajes gay es raro, porque tradicionalmente Pedro Julio opta por mecanismos más sutiles.  En el más común, busca envenenar el pozo de la discusión pública con información falsa.  Esas mentiras, pobremente calculadas para manipular la opinión pública, componen el grueso de esta lista.

Pedro quiere escribir el libreto, actuar y dirigir la película.  Este es el Top Ten de Pedro Julio, el libretista.  Comenzamos.

10. “Regreso a vivir a Puerto Rico New York” – (2014-2016)

Cada cual vive donde le da la gana.  Con eso no hay problema.  El que se quiera quitar que se quite y que busque lo suyo.  No big deal.  El problema con la súbita mudanza de Pedrito en junio pasado es que precisamente en mayo había publicado un escrito refiriéndose al tiempo que vivió en la Isla en términos poco generosos.

1466460553.jpg

6/20/2016 – Pedrito anuncia que regresa “MANANA.” Sale a toda prisa de Nueva York, dejando su trabajo como operador de líneas telefónicas (¿No?)

El 1ro de mayo de 2016, Pedro Julio se refirió al tiempo que vivió en Puerto Rico como “la peor depresión de [su] vida.” Específicamente, dice que estaba “en el suelo.” Recordemos que Carmen Yulín Cruz le dio empleo luego de que publicara en los medios que estaba en depresión por no encontrar trabajo.  Vivía con su familia.  Para Pedro, eso es estar en el suelo. Yikes.  Si va a ese enlace, verá que la noticia es de agosto 2014.  Ya para enero 2015, Pedro estaría dejando arrollá a Yulín para irse a trabajar con su ex-roommate y compinche, Melissa Mark-Viverito.

De nuevo, cada cual busca lo suyo.  Con eso no hay controversia.  ¿Por qué aclarar donde oscurece?  ¿Por qué mentir?  De nuevo, si va a ese último enlace, verá que Pedro describe su situación como sigue:

No tengo trabajo. Renuncié al que tenía tras sufrir un infarto y tener miedo de que algo me pasara estando solo en NYC. Además, venía con una esperanza gigantesca de querer aportar al País – desde aquí.

Okay.  Me dices en agosto que renunciaste al otro trabajo (con el LGBT Task Force) por el infarto y porque tenías miedo de que algo te pasara viviendo solo en la ciudad.  Esa parte la entiendo perfectamente.  Y no, no es cinismo.  Para las personas LGBT la soledad puede ser una bendición o una maldición.  La idea de morir solo en mi apartamento en las pailas del carajo, no era muy atractiva.  Nadie quiere ser esa persona.  De hecho, es la razón por la cual yo regresé.  Pero este post no es sobre mí.  Me fui un poquito por la tangente, divagando, diciendo cosas que a nadie le importan.  Estuve pedrojuliando por un momento.  Les pido disculpas (de corazón, no como las que pide Pedrito).  Entonces llega enero 2015, (estamos hablando de cinco meses después) y te mudas a Nueva York de lo más contento.  Parece que la chiripita con la amiga Mark-Viverito tenía un plan de salud bastante robusto, incluyendo antidepresivos.

Pero, ¿este no era el mismo que tenía miedo a estar solo?  ¿Y el trabajo que le dio Yulín?  Pues cuentan y no acaban de la discordia que creó en la Alcaldía.  En particular, hubo un incidente en el que la Alcaldesa iba a dirigirse a la Asamblea Municipal.  Pedrito entró en el salón, pues, porque él es así y entra, literalmente, como Pedro por su casa a los sitios.  En esa ocasión, lo sacaron y le dijeron que tenía que ver el mensaje por el sistema de circuito cerrado, como los demás empleados.  Parece que no le gustó mucho la idea.  Menos mal que ahora regresa al Municipio de San Juan como contratista.

Yo me alegré un montón cuando le dieron ese contrato.  Me sorprendió que fuera tan poquito.  I mean, ¿$6 mil pesos nada más?  Pedrito dice que $4,000 se le van en medicamentos.  ¿Y la gente que no tiene $4,000 mensuales para medicamentos?  Parece que el gobierno cortó todos los programas de VIH/SIDA.  Si Pedro no se inventa esa excusa hace esa denuncia, no nos enteramos.  Eso es lo que necesita San Juan: gente sin destrezas ni peritaje, pero dispuesta a darlo todo con tal de salvar una administración mediocre [con los chavos del pueblo, para acabar de joder].

Hace tres meses lo tenemos como mercenario de Carmencita Krushev y no ha recaído con la depresión.  Es que la friolera de $6,000 mensuales la compañía de familiares y amigos es la mejor medicina.

Image 1j.png

5/1/2016 – Pedrito nos habla de cuando estaba en el hoyo, en el suelo, en el nivel más bajo de su vida: o sea, trabajando con Carmen Yulín a finales de 2014.  Sabemos que ella no es fácil, pero tampoco es para que la tires al medio así…

9. La oleada de piropos…  –  (verano 2016)

El 8 de junio de 2016, Pedro compartió una foto.  Estaba muy emocionado con el regreso a su “terruño borincano” (o el hoyo depresivo, depende el día que le preguntes).  En la pizarra al fondo, se pueden ver varios mensajes de despedida.  Obviamente, Pedro es muy querido dondequiera y lo deben extrañar mucho por allá en los niuyores.  Dicen que sus ex-compañeros de trabajo Pedrulia, P. Jane, Julita y P.J. (de Pablo José, of course) sufren amargamente con su ausencia.  Los odiantes dirán que Pedro Julio escribió los cuatro mensajes.  Ciertamente, tienen una letra muy parecida y se ve que fueron escritos desde el mismo punto, pero usaron colores distintos.  Eso debe ser más que suficiente para aclarar cualquier duda levantada por mentes siniestras.

 

image-3ee

El hecho de que esta oleada de piropos ocurre luego de que se comparte la petición en change.org también es mera casualidad.  Aquí tenemos que apuntarle una a Pedro: nadie disfruta un chino a traición como él.  Ya quisieran ustedes, amargados, que alguien se les pegara por detrás y les mordiera el cuello, en reconocimiento a su activismo desinteresado.  Si Cecilia La Luz fuese más simpática, de pronto la sorprenden con un hickie en la fila del banco o en el correo.  Ese es el sueño de todo activista.  ¿No?

Update: Pedro Julio ha reciclado varios de estos episodios luego de que hasta Johanna Rosaly le diera un limazo por el berrinche de los personajes.  El chino a traición parece que es su favorito.

received_10154024242254724

#AmorEsAmor #NoMásOdio #AbrazoApretau

8. Un puertorriqueño herido en el ataque al club gay en Orlando – (junio 2016)

El 12 de junio ocurrió la peor matanza en la historia moderna de Estados Unidos.  Al principio se habló de “varios muertos.”  Durante la mañana del domingo, la cifra subió a 20.  Poco después llegaría a 50 (incluyendo el asesino).  Cerca de dos docenas de las víctimas fatales eran puertorriqueños.  En su mayoría eran jóvenes menores de 35 años, que emigraron buscando nuevas oportunidades.  Esa mañana comenzaron a circular las fotos de los desaparecidos.  Ponce, San Germán, Guánica y Manatí buscaban a sus muchachos…  El peor tiroteo en la historia moderna de Estados Unidos resultó en la peor tragedia para la comunidad LGBT de Puerto Rico.

Mientras usted buscaba las noticias sobre la masacre, Pedro Julio estaba de fiesta.  Como sabemos, ese era un gran día para él.  Todo estaba planeado.  Sería homenajeado en la Parada Puertorriqueña de Nueva York.  Lo había repetido hasta el hastío durante semanas.

Screenshot_2016-06-12-19-57-02ee.jpgScreenshot_2016-06-12-19-59-15e.jpg

 ¿Por qué Jessica Pérez Cámara entendió que sería una buena idea preguntarle sobre la masacre?  Le pregunté directamente.  Y me bloqueó.  Mi amigo Guillermo dirá que esto no es un embuste.  Después de todo, había puertorriqueños heridos.  No uno, varios.  Otros tantos habían fallecido.  Las expresiones de Pedro Julio ese domingo están en la lista por una razón bien sencilla: para alguien que se proclama “activista de derechos humanos con más de 20 años de trayectoria,” lo prudente era agarrar el teléfono e informarse antes de abrir la boca.  O simplemente decir que no tenía los elementos para emitir comentarios en ese momento.  Eso hubiese sido mejor que dar información incompleta, que en nada reflejaba lo que estaba ocurriendo en Orlando.

Ese domingo, la pelea de Pedro Julio no era con Omar Mateen, sino con los organizadores de la Parada.  El ple-plé que se armó cuando no le consiguieron transportación y tuvo que caminar por las calles de la ciudad precisó de la intervención de la policía.

Porque durante la peor tragedia que le ha tocado vivir a la comunidad LGBT de Puerto Rico,  se dedicó a dar información incompleta mientras montaba una perreta de niño engreído, este es el número 8.  Bad Pedrito, bad.

7. “El sobrino de Yiye Ávila me amenazó…” – (febrero 2013)

2013-02-10 01.40.01(1)e.png

A principios del 2013, Pedro Julio estaba en guerra con mucha gente, incluyendo a Manuel Sánchez Ávila, sobrino del evangelista Yiye Ávila.  Manuel es insoportable.  Lo sabemos.  Tiene un sentido de la moda bien malo.  Eso también lo sabemos.  Pero de ahí a decir que me quiere matar, hay un largo camino.  Eventualmente supimos que no había tal complot de la derecha religiosa para atentar contra Pedro Julio.  Esta hubiese sido una oportunidad buenísima para pedir disculpas.  I’m just saying

6. “Los fundamentalistas de Puerto Rico son responsables por la masacre de Pulse” – (junio 2016)

El asesino de Pulse era un drifter de padres afganos.  Durante la matanza hizo varias llamadas al 9-1-1 donde profesó su lealtad a ISIS y a otros elementos terroristas.  Lamentablemente, no sabemos mucho sobre lo que ocurrió esa noche.  Para el gobierno federal, fue un ataque homofóbico y no un acto terrorista.  Sin embago, Rukmini Callimachi, reportera del New York Times y experta en ISIS tiene una opinión muy diferente.

¿Por qué hay que buscarle razón a esto?  ¿Por qué hay que escoger entre homofobia y terrorismo?  ¿No puede ser ambos?  Hemos hablado con suficientes personas como para concluir que Omar Mateen frecuentaba lugares LGBT en el área de Orlando.  De hecho, la esposa lo carreteaba.  La homofobia de Mateen estaba fundamentada en sus creencias religiosas.  Aunque digan lo contrario, el Islam es una religión virulentamente hostil hacia todo lo que sea LGBT.  De hecho, para algunos gobiernos, ni siquiera existimos.

En resumen: Mateen odiaba los gays.  Mateen se odiaba a sí mismo.  Mateen era un extremista islámico con demasiadas armas.

Mateen nunca sonó la pandereta en la iglesia de Wanda Rolón…  Una vez concluida la Parada Puertorriqueña, Pedro Julio se metió a Twitter y acusó directamente a Wanda Rolón, a César Vázquez y a René X. Pereira por la masacre de la noche anterior.  Si alguien encuentra el nexo entre Mateen y Rolón, por favor escríbanos a ajuyirrr@gmail.com y explíquenos con palitos y pitipuás.

Otra oportunidad para pedir disculpas…  Seguimos.

Firefox_Screenshot_2016-06-13T01-12-04.835Z.png

6/13/2016

5. “ATENCION: Xenofobia y maltrato en JetBlue Airways” – (julio 2016)

Seguimos con Pulse (y aún falta).  Un mes después de la masacre, Pedro Julio viajó junto a su “compadre” el Fenómeno Cruz a Orlando para una pelea.  En el viaje de regreso, esto fue lo que pasó:

Screenshot_2016-07-24-11-27-24e.jpg

17 de julio de 2016 – Escríbeme al inbox. Dame el numerito de confirmación

Según el libreto de Pedro, recuerden.  Mientras tanto, en Twitter…

received_10154103888954724.jpeg

Pedro estuvo live-tweeting el incidente… Su mascota, la Piraña, le daba RT

Varias cositas:

  • Los asistentes de vuelo no son tus sirvientes.  El carry-on se llama así por una razón: you have to carry it.  Si no lo puedes cargar, tienes que mandarlo con el resto de las maletas.
  • La industria de la aviación está fuertemente regulada.  Eso de “me acerqué al capitán” simplemente no pasa.  Punto.  Si Pedro se hubiese acercado con guaperías, era razón suficiente para desviar el avión, aterrizar y meterlo al cuartito.
  • Según Pedro, le contestaron rapidito.  No solo eso… Las víctimas del “maltrato” recibirían un crédito, a ser canalizado a través de Pedrito…  Para esto, Pedro solicitó el número de confirmación de los pasajeros.  Como usted sabe, el número de confirmación es como un password.  Usted puede hacer y deshacer con esa información.
  • ¿Por qué JetBlue autorizaría a Pedro Julio a gestionar el crédito de estos pasajeros?  ¿Acaso están cortos de personal?  Agarramos el teléfono y llamamos a las oficinas centrales de la compañía en New Jersey.
  • La Sra. Elizabeth Ninomiya es la encargada de responder por la compañía en asuntos que envuelvan esta área del Caribe.  Guess what?  Pedrito lied.
  • Es altamente preocupante que Pedro Julio se sienta en la libertad de estirar el embuste a tal grado de pedir información confidencial de otros pasajeros.  Está picando fuera del hoyo.  Está bailando en el patio de los federales.  Bueno…

Mientras Pedrito peleaba en Nueva York porque no le daban pon, JetBlue donó $100,000 al fondo OneOrlando.  De hecho, en el mes de julio, la propia Asamblea Municipal de San Juan reconoció el gesto de JetBlue.  Una semana después del reconocimiento, la Alcaldesa le otorgaría un contrato de $30,000 a la persona que acusó falsamente a la compañía.  Si usted puede explicar la inconsistencia, por favor escríbanos a ajuyirrr@gmail.com.  ¿Por qué reconocer a una compañía “xenofóbica y maltratante”?  O, en la alternativa, ¿por qué recompensar con $30,000 a un mentiroso?

4. “Las familias de las víctimas de Pulse estaban avergonzadas…” – (junio 2016)

Siempre hay alguien así.  Es la persona que va al velorio, se come las donitas, se bebe el chocolate y después despelleja a media familia.  Esa persona es Pedro Julio.  Veamos.

Firefox_Screenshot_2016-10-01T13-02-41.828Z.png

Ese fragmento fue sacado de un reportaje que hizo el New York Times sobre el aftermath de la masacre de Pulse.  Nos parece fundamentalmente cruel e injusto que un extraño haya invadido el espacio íntimo de duelo familiar para después pasar juicio sobre los dolientes en la prensa internacional.  Cada cual maneja su dolor de forma distinta.  No hay que darle explicaciones a nadie.  Sería el colmo.

Como hemos visto, las mentiras de Pedro Julio se benefician de la vaguedad, de la ausencia de nombres y de la carencia de información específica.  Esta no es la excepción.  Pedro le dice al New York Times que “en dos ocasiones … pudo ver” que algunos familiares estaban avergonzados.  “Shame” es una palabra muy fuerte para describir los sentimientos de una familia que acaba de perder un ser querido.  Yo no sé con qué ojo pudo ver los sentimientos de las personas…  pero al decir que “dos familias” estaban avergonzadas, sembró la duda sobre todos aquellos que le abrieron las puertas.  Tremenda manera de pagarles, Pedrito.  Te botaste.

3. “Según allegados de Juan Gabriel, éstas fueron sus últimas palabras…” – (agosto 2016)

Duró poco, pero está en la lista.  Esta publicación estuvo disponible por una hora más o menos.  Duró menos que un televisor Funai en Black Friday.  La reacción de la gente fue tal, que no le quedó otro remedio que borrarlo todo.  Y aquí no ha pasado nada.  ¿El post de Juan Gabriel?  ¿Cuál post?  No sé de lo que hablas.

Este post, Pedro.  ESTE:

FB_IMG_1472562456100.jpg

Uno de sus inventos más osados, definitivamente.  Pretendiendo tener información de “allegados,” Pedro Julio no titubeó en poner palabras en boca de uno de los íconos más grandes que ha dado México.  Pedro, eres cruel y atrevido.  Hay que tener cojones para decir que Juan Gabriel estuvo escondiendo su vida, que nunca pudo ser feliz, que nunca amó.  Hay que la cara bien dura para tirarse esa maroma.

Como supimos más adelante, Juan Gabriel murió de un infarto; de esos que llaman “fulminantes” por una razón.  No tuvo tiempo para emitir declaraciones.  No estuvo agonizando en lecho de muerte.  Y si ese hubiese sido el caso, es improbable que Juan Gabriel hubiese dicho semejante cosa.  El tipo vivía FELIZ.  Pocos artistas pueden salir esmoruzaos, en bata de casa a contestar preguntas de los programas de chismes.  Juan Gabriel lo hizo, like a boss.  Juan Gabriel vivía para cantar.  Le encantaba estar con el público.  Esa era su vida y la disfrutó con pasión.  Eso sí: Juan Gabriel no tenía Facebook, ni Twitter, ni WhatsApp.  El no creía en ninguna de esas cosas.  Tal vez por eso disfrutaba tanto la vida.  Voy a tomar nota para aplicarme el cuento.  Creo que deberías hacer lo mismo, Pedro.

Cuando tu reacción inicial a la muerte de alguien es ir a Facebook para difamar a esa persona, es momento de buscar ayuda.

2. Don Juan, el Homofóbico – (mayo 2016)

Como te decía, tal vez es momento de buscar ayuda.  El 21 de mayo te metiste con Don Juan.  En una publicación con foto posada (crédito al “gran” William Alatriste), contaste la historia de Don Juan, un artesano de Lares que “gracias a tu lucha y al amor de tus padres” pudo aceptar a su hijo gay.  Ese mismo día, el hijo gay de Don Juan Castro, quien es abogado, dicho sea de paso, te aclaró varias cositas.  Ese era el momento de disculparte por haber atentado contra la memoria de su padre.  Tu respuesta fue bloquearlo.

Por estas cosas es que digo y me reafirmo en que eres un fraude.  Es un bochorno que la Alcaldesa de San Juan haya recompensado este patrón de mentiras crueles y ultrajantes con $30,000.  Como decía David Caleb Acevedo, cuando te apropias de las experiencias de otros, le quitas todo.  Si manipulas las experiencias de vida de los demás para satisfacer tu ego y tu agenda, les arrebatas su humanidad… te adueñas de su esencia.  Entonces, ¿qué nos queda?  ¿A dónde nos ha llevado tu activismo?  ¿A difamar a los difuntos?

Image 8e.png

El embuste de Don Juan es tan cruel que evoca el Sínodo Cadavérico de la Edad Media.  En aquel entonces los romanos sacaban a los muertos de las tumbas para hacerles juicios de mentiritas y curarse en salud.  La vergüenza para el muerto no era el juicio en sí, sino la perturbación de la tumba donde se supone descansaría en paz.  El 21 de mayo de 2016 sacasta a Don Juan de su tumba y le acusaste de haber rechazado a su hijo.  ¿Con qué propósito?  Hacer creer a los demás que gracias a tu lucha y al amor de tus padres, ese señor pudo finalmente amar a su hijo.

No se me ocurre cosa más cruel, inusitada, innecesaria y viciosa.  Dale una llamada al Lcdo. Castro y discúlpate.

Screenshot_2016-06-22-16-16-48.jpg

1. La Azafata – (junio 2013)

El embuste más rankeao de Pedrito es el de la Azafata.  Como les contaba en el post anterior, hay que ser bien pretencioso para creer que algo así pasaría desapercibido.  La historia de “La Azafata” ha sido repetida tantas veces, con tantas variantes, que ya es una leyenda urbana.  En esta ocasión, Pedrito le dio un twist niuyorquino a la leyenda de la Azafata.  En aquellos días (2013) se aprobaba el matrimonio igualitario en el estado.  ¿Qué mejor forma de celebrar la igualdad que con un embuste monumental?

Por aqullo de meterle sazón, Pedro incluyó, no uno, sino dos policías que le metieron caña a la señora.  Se la llevaron presa (#DitoCoñoMano) por hablar malo. Me pregunto dónde estaban esos dos policías durante el vuelo 733.  En esa ocasión, Pedrito tuvo que tomar la justicia en sus manos y acercarse al capitán.  Las lesbianas de esta historia corrieron con mejor suerte que el mismo Pedro Julio.  Fíjese que Pedro se tuvo que conformar con un “crédito,” mientras que a la pareja de tortolitas se las llevaron para primera clase.  Yo no sabía que los asistentes de vuelo podían dar upgrades a lo loco.  Uno aprende cosas nuevas todos los días…

Firefox_Screenshot_2016-10-01T13-42-52.814Z.png

“La Azafata” – este fue el primer post que publicó Pedro Julio sobre este “incidente” (30 de junio de 2013).  Inmediatamente, afloraron las dudas…

Firefox_Screenshot_2016-10-01T13-40-04.396Z.png

Aunque el post inicial fue borrado en cuestión de horas, Pedro Julio insistió en la supuesta veracidad de la historia.

En reconocimiento a la magnitud de la mentira, a la abundancia de información sobre la leyenda urbana que copió y a su empecinamiento en hacernos creer que decía la verdad, escogemos a “La Azafata” como el mayor embuste de Pedro Julio Serrano (hasta el momento).

Pueden dejar sus opiniones, explicaciones, insultos y/o amenazas en la sección de Comentarios o nos pueden escribir a ajuyirrr@gmail.com.

screenshot_2016-06-09-21-13-11

El chino a traición…

Anuncios